sábado, 23 de junio de 2012

Ni con la burocracia sindical-empresarial ni con el gobierno siervo de los monopolios agrosojeros y mineros


(Colectivo Avanzar)
Frente a la prepotencia del gobierno y las mafias burocrático-empresariales que lidera Moyano, el Colectivo Avanzar por la Unidad del Pueblo propone un llamado a la reivindicación de los derechos de los trabajadores por encima de estos sectores que defienden intereses burocráticos y patronales.
Apoyamos al desarrollo de agrupaciones clasistas y combativas que puedan romper todas las estructuras establecidas que tanto daño han hecho a las conquistas logradas históricamente por nuestra clase. 
Acompañamos todas las reivindicaciones justas que se plantean, y ademas sugerimos las siguientes:
- Eliminación del impuesto a las ganancias de los sueldos de los trabajadores.
- Apertura de paritarias con un aumento inmediato del salario mínimo que supere el valor de la canasta familiar real.
- Trabajo en blanco.
- Mejorar las condiciones de trabajo.
- 82% movil para los jubilados.
- No a la desocupación.
- Establecer una jornada de 7hs de trabajo
- Eliminación del IVA a los productos de la canasta familiar y de los medicamentos.
- Subsidios para el pueblo y no para las empresas.
- No al pago de la deuda externa ilegal y fraudulenta.
- No a la "ley terrorista contra el pueblo".


Colectivo Avanzar por la Unidad del Pueblo


Nuestra posición ante los hechos de Paraguay

(Colectivo Avanzar)
Frente a lo que consideramos un atentado institucional que se da a la mal llamada democracia paraguaya incluída en el conjunto de las democracias "progresistas" latinoamericanas", el Colectivo Avanzar por la Unidad del Pueblo denuncia que esta es una lucha entre poderes que no están a favor de los intereses del pueblo, siempre postergado, reprimido y asesinado por las maniobras de estos sectores, hoy en pugna. 
Es por eso que insistimos en la construcción de una verdadera alternativa unitaria, principalmente encabezada por los movimientos obreros y campesinos, responsables de la fuerza de producción nacional, sobre las cuales se sostienen estos dos grupos oligárquicos y explotadores, sin dejar de lado la nefasta participación las instituciones eclesiásticas que han sido parte responsable de este descalabro político. 
Ambos sectores son gestores del ingreso de las empresas multinacionales mas poderosas del mundo como Monsanto, a la vez que han firmado una ley antiterrorista impulsada por el G20, como así también son los responsables de permitir la instalación de una base militar yanqui que velará por los intereses de dichas empresas y la desestabilización del resto del continente.
El Colectivo Avanzar por la Unidad del Pueblo llama a la solidaridad con la lucha del pueblo paraguayo.


Colectivo Avanzar por la Unidad del Pueblo

viernes, 8 de junio de 2012

Sindicalismo Clasista y Revolucionario


(Colectivo Avanzar) 

Reportaje realizado a Norberto Señor de ATE Sur  

Programa Canto Libre en FM SUR 88.3

Por Andrés Figueroa Cornejo
- Tenemos delante nuestro a un dirigente sindical honesto y no parte de la burocracia sindical espuria que todavía controla gran parte, lamentablemente, de las fuerzas organizadas de los trabajadores en la Argentina, el compañero Norberto Señor, quien es parte de la dirección de ATE Sur en Lomas de Zamora. Quería consultarte, ante todo, antes de las paritarias, los dirigentes de los trabajadores del estado hablaban de un 25% de aumento en el salario y terminaron firmando por un 22%, es decir, firmaron por abajo del índice de precios al consumidor, por abajo de la inflación. ¿Qué es lo que hicieron ustedes como parte de la Asociación de Trabajadores del Estado en la zona?
- Lo primero para aclarar es que nuestro gremio como comprende a una gran cantidad de trabajadores estatales hay desde trabajadores del estado nacional en distintos organismos, como también en el estado provincial y con mucha presencia en los estados municipales. 
Las paritarias en muchos casos no existen, como en la mayoría de los sectores municipales, en las provincias se discute por separado, no hay una gran paritaria unificada nacional que nos permita discutir igual trabajo igual salario para el conjunto de los estatales. En la provincia de Buenos Aires, hace bastante tiempo cerró el acuerdo salarial que todo nuestro gremio no firmó, no sólo en las seccionales de oposición o combativas,  sino que el conjunto del gremio no ha firmado ese acuerdo, y poco tiempo atrás, hace algunas semanas,  es el a-cuerdo que los gremios de CGT, con la UPCN capitaneándolos, han vuelto a hacer la farsa de una negociación paritaria, en el cual, se pacto este nefasto en 2 cuotas del 10%, teniendo en cuenta que el año pasado fue peor, ya que la ultima cuota se pagó en enero de 2012 en el caso del estado nacional, y siempre a la baja, no con el precio de la yerba como parámetro, sino con los dibujos de los amigos Guillermo Moreno y del gobierno en el INDEC. Por supuesto el gremio en términos generales lo ha rechazado y es por eso que la CTA convocó a un paro nacional el día 8 de Junio y ATE ha convocado a un paro nacional el día 27 de Junio, para ponerlo en un contexto general en el que el gremio no acuerda con este tipo de falsas negociaciones paritarias y por otro lado también, la necesidad de que esas acciones estén realmente nutridas de un protagonismo de la base, que muchas veces no es convocado a debatir y a construir desde abajo estas medidas de lucha, y entonces terminan siendo hechos aislados, acciones que pueden tener un valor en cuanto al cuestionamiento de las políticas del gobierno o de cómo esto afecta, pero no más que eso. Nosotros necesitamos realmente una fuerza enraizada en la base de todos los lugares de trabajo, un profundo protagonismo de construcción del conflicto de manera colectiva que nos permita derrotar al gobierno, no meramente hacer hechos espasmódicos.
- Ante las nuevas formas de organización del capital, que hoy en día están cruzadas por la subcontratación, la tercerización, la flexibilidad laboral, que ya están funcionando, operando desde hace algún tiempo dentro de los trabajadores del estado, ¿Qué pasa con los cuerpos de delegados?¿Que es lo que ocurre en esa instancia que al parecer podrían ser algún tipo de alternativa, desde abajo, ante la burocratización espantosa que sufre el sindicalismo en la Argentina, y donde los trabajadores se ven representados por ellos mismos, y no por burócratas que llevan 30 años en su cargo y que ya son empresarios, como en el caso de Moyano, y que debilitan la capacidad de negociación de los trabajadores?¿Como enfrentan ustedes el fenómeno de la subcontratación, de la tercerización, de la flexibilidad laboral, de los contratos medio en negro, medio en blanco dentro de los trabajadores del estado?
- Si realmente es muy complejo hacerlo por varias razones, lo que predomina hoy en el estado nacional, por ejemplo en el ministerio de trabajo, el 70% no está en planta permanente; en desarrollo social, es más del 90%. En las provincias el panorama no es muy distinto, en Buenos Aires tenemos multiplicidad de programas donde los compañeros los tienen que llevar adelante siendo trabajadores bajo relación de dependencia pero encubierta detrás de un monotributo, o de un contrato, o como en el caso de los porteros o cocineros de escuela donde se les hace un contrato temporario, cuando están en forma estable desde hace mucho tiempo. La precarización es la forma dominante del trabajo del estado, al menos, en el ingreso, y en un largo tramo a lo largo de los primeros años hasta poder lograr la estabilidad laboral que debiera ser de manera automática para un trabajador estatal a los 6 meses. 
Todo esto genera muchas dificultades, al mismo tiempo nosotros no podemos señalar que los “gordos” de la CGT, o Barrionuevo o Moyano, que aún tienen sus diferencias, o el propio Yasky y la fracción de CTA que hoy es un apéndice del gobierno…
- Si una fotografía de un apéndice, un apéndice fotografiado a nivel nacional… (Risas)
- Si, y con fotos trucadas, porque lo sacan a Gerardo Martínez del medio porque queda muy mal ponerlo desde que se enteraron que era un servicio, les golpeó un poco más. Entonces, no podemos decir que es todo lo mismo, por ejemplo con la CTA que encabeza Micheli o con la dirección de la mayor parte de ATE de hoy, en términos políticos, en términos económicos, encontramos diferencias, no obstante también hay algunas similitudes que los trabajadores desde abajo debemos combatir, que tienen que ver con verdaderamente una práctica profundamente democrática, con la construcción del conflicto y con la perspectiva como trabajadores de luchar por cambiar, no solamente luchar por el salario, sino que la perspectiva política no nos lleve nuevamente a “más de lo mismo” que es el “capitalismo en serio” o “el capitalismo humanizado”, sino que realmente tengamos una perspectiva de un cambio social profundo.
-Llama la atención dos cosas, una es que las condiciones laborales parece no ser un tema importante  dentro de los petitorios, centrándose única y exclusivamente en el salario (los trabajadores del subte últimamente han instalado las condiciones de trabajo dentro de la protestas pero aún no lo han logrado como objetivo), y lo otro es que los trabajadores no logran convertirse en aquella fuerza social revolucionaria, fuerza motriz para las grandes transformaciones y la construcción de un proyecto de una sociedad nueva para nuestro país y el continente. ¿Cuáles son las principales dificultades para poder lograrlo? 
- Hay cuestiones que no podemos atribuir  o tirárselas por la espalda o la cabeza al movimiento sindical, escindido de la construcción social y política más general, más compleja; y menos que menos, a los trabajadores de los distintos sectores de trabajo que a veces, como podemos, intentamos organizarnos desde abajo y dar batalla contra múltiples obstáculos que van desde el papel del estado como el principal sostenedor de la explotación y de la injusticia, más allá de que en algunos determinados momentos de crisis utilice una máscara de mayores concesiones o “alivio” a algunas necesidades de la clase trabajadora, como pudimos en estos últimos años, como el gobierno se reacomodo luego de la rebelión del 2001, recordando al Cordobazo también, el 2001 mucho después y muy distinto, pero en algunos aspectos muy parecido, y obligó a reacomodarse a todo el régimen, pero en definitiva, frente a ese estado, frente a la burocracia sindical y a las distintas formas en los cuales desde un sindicalismo integrado a ese estado se ejerce permanentemente el freno o el ataque, como el de las patotas o el desvío político hacia la conciliación con las clases enemigas de los trabajadores, y para enfrentar todo eso, no se resuelve obviamente desde el modelo sindical o desde un sindicato, o desde un grupo de sindicatos, sino que tiene que ver con la construcción política. No sólo está la crisis mundial, la crisis del capitalismo, o con qué modelo la el capital va a sostener su dominación hoy, sino que también hay una crisis de nuestras propias fuerzas y de cómo encarar un proyecto de cambio social, no sólo en Argentina sino en toda el mundo, evidentemente tenemos herramientas políticas tan poco construidas que permitan y contribuyan para que la clase acumule de toda su experiencia histórica la posibilidad de ese cambio en el alcance concreto de cómo desarrollamos la lucha reivindicativa ligada a una perspectiva política.
Hay un problema muy complejo donde los trabajadores, a fuerza de las peleas cotidianas que damos en  determinados puntos, vamos acumulando cierta experiencia, recuperando organismos de la clase, tratando de dar una perspectiva política y vemos una tendencia hacia un reagrupamiento, hacia una búsqueda que todavía está sustentada en muchos grupos, que reproducimos la fragmentación laboral, social, política que hay, y no hemos alcanzado una síntesis, debido a que siempre reflejamos de alguna manera en las organizaciones la vida material, y para poder superar eso se necesita de un proyecto muy sólido, de una historia, que no está sintetizada en una experiencia, en una fuerza o en un reagrupamiento que haya alcanzado la potencia suficiente, sin embargo, somos muchos seguramente, y eso se empuja desde abajo, lo que nos lleva a ese reagrupamiento, a la reconstrucción de una perspectiva clasista, a la reconstrucción de la búsqueda de la construcción del poder popular, de poder pensar realmente en una democracia y no en esta farsa, de enfrentar al capitalismo y al imperialismo, de denunciar esos pilares que están completamente vigentes en el modelo actual, aunque se encubran detrás de toda una fraseología nacionalista o popular, en donde si uno mira la megaminería, el negocio petrolero, el de la soja, los bancos de los cuales nada se habla de ellos, se habla de algunos grupos pero de los bancos no se dice nada. 
Y para aquellos que midan el 2001, sería importante que recordaran el papel que jugaron los bancos, que recuerden el papel de la patria financiera en la dictadura y después durante el menemismo, y esos mismos bancos están hoy entre los principales ganadores de este modelo, que supuestamente es de redistribución de la riqueza, y si miramos la cúpula empresaria en la Argentina hoy está más extranjerizada que durante el menemismo, ha crecido entre las 200 grandes empresas entre un 55% hasta casi un 70% se trata de empresas extranjeras, ni siquiera la “burguesía nacional”, de la que tanto se habla, pesa  en la realidad económica actual, entonces, frente a eso, los trabajadores ¿Cómo vamos a cambiar esta realidad si no construimos una fuerza social y política que actúe en lo reivindicativo y en lo político con una perspectiva transformadora?, esa es la búsqueda que necesitamos.
- La pelea sindical por el salario y no por mejorar las condiciones laborales. ¿Cómo el salario puede cubrir condiciones laborales en un país donde los niveles de accidentes y mortalidad en el trabajo son terribles? ¿Por qué crees que no se trata este tema a la hora de negociar? 
- Bueno, vos mencionaste el ejemplo de los trabajadores del subte, y es muy importante, porque los compañeros tienen una larga historia con ese cuerpo de delegados surgido desde abajo y que ha revolucionado y que han contribuido a muchos cambios en el sindicalismo argentino, ha logrado muchísimos avances años atrás y quizás es lo que le dió fuerza a esa experiencia que terminó rompiendo con la UTA y armando un sindicato, que en muchos aspectos todos tenemos que mirar y conocer de cerca esa experiencia, independientemente de las discusiones políticas que hay a su interior o que tengamos con algunos de sus dirigentes. En definitiva, también el capitalismo en la Argentina y el peronismo, como fuerza que ha tenido el peso fundamental en los sindicatos y la burocracia sindical, se caracteriza por cambiar monedas por condiciones laborales, entones ahí la práctica sindical podría ayudar a trabajar en la consciencia para potenciar la pelea por mejores condiciones, pero el marco de la precarización también tiene un objetivo claro, desde el punto de vista de las transnacionales, que es mundial esa precarización, y que apunta a que mientras haya una fracción pequeña de trabajadores que tal vez tenga una serie de condiciones, de capacidades y hasta de salario, todo al mismo tiempo, más o menos asegurado, la mayoría de los trabajadores, como en la industria automotriz o en la minería, donde se depreda la cordillera, tenés trabajadores medianamente de respeto y con condiciones muy buenas, en el mismo sector de trabajo, tenés una fracción de trabajadores que garantizan gran parte del trabajo productivo o de los servicios que apuntalan eso, que van al tacho de la basura a buscar los zapatos que dejan los de planta permanente, que están en mejores condiciones que los que provee la empresa tercerizada, que muchas veces es de la misma planta transnacional, pero que armó una empresa satélite con la cual terceriza y ahorra costos. Todo esto está avalado y fomentado por el actual modelo que no es otra cosa que la aplicación del capitalismo en serio del que hablan.
- Transnacional y populista. Me gustaría saber, para cerrar esta nota, ¿Si es tan conveniente ser un trabajador del estado como antes, en el que tenían carrera profesional, trabajo asegurado sin que lo despidieran, etc..? 
-Y si, con $2800, $3000 o $3500 por mes, según Guillermo Moreno, podemos comprar varias canastas familiares, pero…



LA NIÑEZ EN EL SOCIALISMO: Celebran el pleno disfrute de sus derechos


Enviado por Martha Andrés Román     
Cuando el bienestar pleno de los niños resulta una quimera para numerosas naciones, Cuba celebra hoy el Día Mundial de la Infancia con encomiables resultados y el reconocimiento internacional por la protección de sus menores.  Salud, educación, cultura, deporte, leyes... en estas y otras áreas el gobierno y las instituciones de la nación caribeña combinan esfuerzos para garantizar el disfrute de los derechos de sus infantes. El pasado mes de febrero, durante la presentación del informe sobre el Estado Mundial de la Infancia 2012, el representante de la Unicef en la isla, José Juan Ortiz, resaltó que Cuba constituye un ejemplo de sociedad equitativa, con la voluntad política de proteger a niñas, niños y adolescentes. En declaraciones a la prensa, el funcionario destacó que los cubanos cuentan con escolarización plena, derecho a la participación y posibilidad de jugar en la calle, cuando en otras naciones no sucede así por la inseguridad y la violencia. Para Ortiz, Cuba es un modelo en el cumplimiento de la Convención sobre los derechos del niño y posee experiencias para mostrar al mundo, en espacios como la educación y salud, que son gratuitas y accesibles para todos. Ello se sustenta en hechos como que la mortalidad infantil en 2011 fue de 4,9 por cada mil nacidos vivos, mientras cada niño cubano está protegido contra 13 dolencias, entre ellas la poliomielitis, tuberculosis, difteria, tétanos, tos ferina, sarampión y hepatitis. En su más reciente informe sobre educación, la Oficina Nacional de Estadísticas (ONE), reflejó que en el curso 2010-2011 la enseñanza primaria y la secundaria concluyeron con una retención docente de 98,7 y 97,9 por ciento, respectivamente, lo que ratifica el bajo escenario de deserción escolar en la isla. Desde el punto de vista jurídico, los derechos de los menores también se encuentran amparados por un sistema de leyes que toma en cuenta su bienestar y desarrollo. El abogado español Carlos Villagrasa, quien visitó Cuba a finales de 2011 como profesor de un curso de la Escuela Iberoamericana de Derecho de Familia, comentó a Prensa Latina que la nación antillana constituye una excepción en medio del contexto del continente.  
Cuba es el mejor ejemplo de que, a pesar de la falta de recursos económicos, se puede proteger a la infancia si existe una apuesta decidida para atender a sus necesidades básicas, aseguró el también profesor de la Universidad de Barcelona. Un ejemplo de las acciones desplegadas a nivel nacional está en el proyecto Por un mundo al derecho, en el cual se unen profesionales del Ministerio de Justicia, la Federación de Mujeres Cubanas y de sectores como la salud, la educación, la cultura, la ciencia y el deporte. El objetivo de la iniciativa es que la familia conozca mejor las leyes para la protección de niños y adolescentes, y según su coordinadora nacional, Ana Audiver, 10 años después de su fundación existen más de 169 círculos de interés en todo el país en los que se enseña y se debate sobre el tema. De ese modo, cuando millones de niños en todo el mundo sufren a diario la vulneración de sus derechos, Cuba celebra la efeméride con actividades culturales y deportivas en colectivos e instalaciones escolares, plazas, calles, parques, hogares de niños sin amparo familiar, hospitales y salas de pediatría.

El Momento Actual y Nuestra Labor Política e Ideológica

(Colectivo Avanzar)
Nuestra acción transformadora exige formarnos más integralmente en un pensamiento cimentado en el conocimiento lo más profundo posible de la teoría y el método que aporta el Marxismo Leninismo. Hay que tener siempre en cuenta la indisoluble relación dialéctica entre la teoría y la práctica, particularmente en momentos de una fuerte contienda ideológico-cultural, puesto que el bloque dominante trata de consolidar una correlación de fuerzas clasistas para mantener su hegemonía sobre la sociedad. En el campo popular y especialmente en la izquierda, es a su vez imprescindible superar todo vestigio de dogmatismo, de sectarismo, o de oportunismo reformista. 
Una indudable demostración del retroceso de la conciencia social, provocado sustancialmente a partir del año 1974, durante el gobierno de Perón y luego de Isabel, con más de 2000 compañeros asesinados por las “3 A” y luego por el genocidio implementado por la dictadura militar, fue el abandono bastante generalizado de la idea de la necesidad de transformaciones de fondo, revolucionarias, y el concepto del enfoque de clase en el análisis de la realidad, volviéndose a poner las esperanzas en el papel de una “burguesía nacional”, que se enfrentaría al imperialismo en una supuesta actitud independentista, instrumentando por ello medidas de tipo “desarrollistas”, ya fracasadas en el pasado. Se deja de lado de esta manera el fenómeno de una mayor transnacionalización de la economía y la política, que conlleva a una mayor subordinación de los países dependientes y sus burguesías nativas, a los planes y objetivos de las potencias imperiales.  Por lo tanto, la pregunta clave es si es posible un desarrollo independiente de estas naciones dominadas, como la nuestra, dentro del sistema capitalista o sólo rompiendo con él. Al respecto, conviene insistir que no obstante sus crisis, el capitalismo no cae solo, sino que hay que voltearlo. 
Además estas inestabilidades periódicas, forman parte del desarrollo de dicho sistema. Si la Clase Obrera no va creando las condiciones para reemplazarlo, el capitalismo se reanima y crece a través de las crisis, produciéndose en este proceso un grado mayor de concentración en cada vez más grandes empresas, (“el pez más grande se come al pez más chico”), y de mundialización de la economía, con un acrecentamiento de su dominio sobre todo el planeta. Al mismo tiempo, se produce, como lo adelantara Lenin, un nuevo reparto del mundo en especial en las regiones estratégicas, desde el punto de vista geopolítico y/o de sus riquezas naturales. Un muy claro ejemplo son los conflictos armados en Medio Oriente, aprovechando e incentivando las reyertas internas existentes en cada país, y en una dura competencia entre potencias, como EE.UU., La Unión Europea, China o Rusia. No es ajena a esta estrategia expansionista, la existencia del Comando Sur, la instalación de bases militares en distintos países de nuestra América, entre ellas la base del Chaco, emplazada en complicidad con el gobierno provincial y nacional argentino. Se incrementa así una mayor penetración de las empresas transnacionales, conformándose una nueva o actualizada división internacional del trabajo, otorgándole en general a América Latina el de ser productor esencialmente de alimentos y minerales. En consecuencia lo que continúa su avance es un “modelo” predominantemente agro-minero, exportador. En una palabra, se fueron estructurando Estados nacionales, no “bobos” como expresan algunos investigadores, sino cada vez más subordinados a los intereses del capital financiero altamente mundializado y hegemónico, que a los intereses de sus países y de sus pueblos. 
Esta grave situación nos pone ante una disyuntiva histórica: o solución revolucionaria, proletaria, en un proceso único de liberación nacional y social, o salida a la burguesa, que “moderniza” la dependencia con una fachada falsamente democrática y progresista, manteniendo el atraso y una cada vez mayor explotación de los trabajadores. En este último rumbo, hábilmente tratan de evitar toda confrontación  de clase, apelando con distintos nombres al tan mentado “pacto social”, entre los  empresarios, el Estado y la burocracia sindical-empresarial. Reviven así permanentemente la denominada “Santísima Trinidad”, apuntando a una disminución constante de los ingresos reales de los trabajadores. 
Una muestra de ello son las recientes paritarias, donde lograron poner un techo promedio que no superó en general el 22 o el 23%, mientras se mantiene importantes niveles de inflación, que oscila en el 25%. En concreto, hay que hablar no de un aumento sino de una disminución de los ingresos de los laburantes. En este marco es necesario definir con precisión al ajuste, como transferencia de recursos de un sector social a otro. Es una redistribución de la riqueza producida a favor de los sectores dominantes, incrementando sus suculentas ganancias, a la vez de hacerle pagar a los pueblos las mencionadas crisis del sistema. De modo tal que los ajustes, como el que se está llevando a cabo actualmente, con la dulce metáfora de “sintonía fina”, son un método habitual del capitalismo para apoderarse de una parte cada vez mayor de la torta producida por los trabajadores. Así se expresa también la subordinación del poder político local a los grandes grupos económicos internacionales, pues una de sus condiciones fundamentales para invertir es el mantenimiento de bajos salarios. 
Asimismo, se naturaliza la existencia de pobres y marginados, como algo insuperable que hay que fatalmente aceptar, como algo que hay que  asimilar como un si fuera un designio divino. Esta es la lógica del asistencialismo y de la utilización del clientelismo, donde el derecho al trabajo y a una vida digna es reemplazado por el favor del “puntero” político, creándose así un círculo perverso de poder (una persona, un voto), burlándose  la auténtica libertad del ciudadano y afectando la dignidad de los seres humanos. Paralelamente, intentan sustentar el régimen político en la existencia de dos grandes partidos burgueses, alternándose en el gobierno con solo algunas diferencias de forma, pero coincidiendo en lo fundamental con el proyecto del bloque dominante. Tácticamente, esta conformación del bipartidismo no excluye sino que permite la existencia de pequeñas organizaciones tanto de tendencia de derecha como incluso de izquierda, siempre y cuando no molesten mucho, a fin de otorgarle al régimen una apariencia democrática y pluralista. Garantizan así su hegemonía sobre la sociedad, aunque no descuidan de custodiarla ante cualquier rebelión popular, perfeccionando constantemente la estructura represiva, dotándola en cada momento de una legislación adecuada, como la ley antiterrorista, bien bautizada ley terrorista contra el pueblo, lo cual nos exige  una rápida lucha unitaria para su derogación. Podemos sintetizar el objetivo que persiguen estas democracias cautivas con una breve consigna: o resignación, o represión. Por cierto, enarbolando siempre los intereses de las corporaciones internacionales y locales, íntimamente asociados, enmascarados como si fueran los intereses “nacionales y populares”. 
Levantan así banderas muy sentidas por el pueblo, como la defensa de los derechos humanos, la recuperación de las Islas Malvinas, o la farsa de la “recuperación” de YPF (por los mismos que la privatizaron!) y efectuar todo tipo de declaraciones por la unidad y hermandad latinoamericana. Por tal razón, libran toda una batalla por las mentes, vaciando de contenido la educación, monopolizando cada vez más los medios de difusión masiva, acentuando formas de censura abierta o encubierta, pues son tan peligrosos por lo que dicen que por lo que no dicen, En este aspecto se han anotado un nuevo poroto. El grupo “Indalo”, del amiguito de los Kirchner y el rey del negocio del juego, Cristobal López, ha comprado el Canal C5N, radio 10 y 4 FM’s.  ¿No se buscaba desmonopolizar los medios de comunicación?  Ya sabemos ahora que hay monopolios buenos, que garantizan la existencia de un discurso único. Podemos decir entonces, que la más contaminada no es sólo la naturaleza sino también la sociedad. No podemos dejar de mencionar que en lo social se afecta cada vez más la atención de la salud y la educación pública, con míseros aumentos a los docentes, continúa el pago de una limosna disfrazada de retribución a los jubilados, la inexistencia de planes de vivienda popular y hasta se restringen fondos para los distintos planes trabajar, que en realidad son una forma encubierta de subsidio a la desocupación, mintiendo en este como en otros aspectos con porcentajes inventados por el destruido INDEC.  Pero eso sí, se paga puntualmente la ilegal y fraudulenta deuda externa. Por tal razón se acrecientan las críticas de la maravillosa Cristina a los piquetes y a toda lucha de los trabajadores, intentando negar de hecho el constitucional derecho de huelga, pero reconociendo sin ningún rubor que en los últimos años los empresarios “se la llevaron con pala”. A ellos no les pide “sensatez”. De modo que la persistencia en las políticas neoliberales, nos seguirá llevando hacia una sociedad cada vez más injusta, con ricos cada vez más ricos y pobres cada vez más pobres. Un interesante muestrario es un último estudio elaborado por el Instituto de Pensamiento y Políticas Públicas, que arroja los siguientes datos:
COMPOSICIÓN DE LA POBLACION ACTIVA SEGÚN LAS CONDICIONES DE EMPLEO
Aclaramos que creemos que los datos son de mayor gravedad de lo que refleja este cuadro, puesto que la canasta familiar ya supera los $6.000.- Además las últimas estadísticas arrojan un índice de pobreza en el Gran Buenos Aires del 24,8%.










Este preocupante cuadro de situación no indica para nada que estamos ante una trayectoria irreversible, fatalista, sino que por el contrario existe la posibilidad real de impedir su avance a través de poner más que nunca nuestros mayores esfuerzos en el cambio de relación de fuerzas sociales existentes, en favor de los sectores populares. Reafirmamos que uno de los principales obstáculos a superar en un proceso de acumulación, es la débil manifestación de la izquierda como una auténtica opción nacional, conjuntamente con una imagen desfavorable de división y enfrentamientos en sus propias filas. No caer tampoco en el patrioterismo, en un nacionalismo burgués que sirve habitualmente como cortina de humo para ocultar una alarmante realidad. No olvidar aquello de “entre bueyes no hay cornadas”, ya que siempre terminaran restableciendo las relaciones con los amos del norte. De todos modos, siguen librándose importantes luchas populares, pero aún con carácter defensivo, pues estas son aisladas, por temáticas puntuales, sin un imprescindible centro coordinador a nivel local, regional y nacional, (no caer en el “basismo”), capaz de recuperar la iniciativa política, no actuando siempre de contragolpe, donde la agenda la marca el enemigo, y enfrentar con éxito los planes del bloque dominante. No nos cansaremos de repetir que en esta etapa histórica ser clasista es ser unitario. Esta colosal tarea no la puede abordar un solo partido o una pequeña alianza electoral. Indudablemente reclama la conformación unitaria de un bloque de poder de los trabajadores y demás sectores populares oprimidos y explotados, que se comprometan a desarrollar al mismo tiempo una amplia batalla ideológica cultural, a fin de irle arrebatando la hegemonía política a la burguesía, considerando que para triunfar en un proceso revolucionario, se necesita como factor fundamental, decisivo,  un apreciable  nivel de conciencia, de organización y de disposición para la lucha de la mayoría de las masas populares. Nuestros sueños, nuestra fe en un futuro mejor, más justo, más solidario, más humano, está reflejado en la bella poesía de Pablo Neruda:
Está mi corazón en esta lucha.
Mi pueblo vencerá. 
Todos los pueblos vencerán uno a uno.
Estos dolores se exprimirán como pañuelos
hasta estrujar tantas lágrimas vertidas
en socavones del desierto, en tumbas,
en escalones del martirio humano.
Pero está cerca el tiempo victorioso.
………………
Aquí está mi ternura para entonces.
La conoceis. No tengo otra bandera.


Contaminación y Muerte: la verdadera causa de millones de muertes


(Colectivo Avanzar)
Durante los últimos tres meses se ha producido un fenómeno de muerte de animales en las costas del pacifico suramericano, especialmente en las costas de Ecuador, Perú  y Chile y aunque los medios de información masiva lo atribuyen a causas naturales, la verdad de dicha situación obedece al alto nivel de contaminación ambiental de las  fuentes de agua y los suelos del todo el planeta, ocasionados por la producción capitalista, en términos de minería y producción de productos agrotóxicos, y la polución ambiental que produce la llamada La lluvia ácida que se forma cuando la humedad en el aire se combina con los óxidos de nitrógeno y el dióxido de azufre emitidos por fábricas, centrales eléctricas y vehículos que queman carbón o productos derivados del petróleo. En interacción con el vapor de agua, estos gases forman ácido sulfúrico y ácidos nítricos. Finalmente, estas sustancias químicas caen a la tierra y al mar acompañando a las precipitaciones.  La polución, la basura, la destrucción de la capa de ozono son factores que destruyen al medio ambiente.  Se atribuye la culpa también a la superpoblación, ocultando que es en realidad la falta de información la que contribuye a este gran desastre, no se dice que justamente no son los países más poblados los que más daño ocasionan Norteamérica y Europa van a la cabeza de los más dañinos a la vida en nuestra tierra. Las multinacionales que tienen sus centros de poder en estos lugares están acabando con las áreas verdes, de América del sur esto sumado a la monopolización de los terrenos de cultivo y bosques a favor de un solo producto como es el caso de la soja o la caña de azúcar, terminan por poner el broche de oro a la debacle de nuestro castigado planeta. 
La contaminación ambiental, aumenta su proporción, cada día, en niveles difícilmente medibles ya que la multiplicidad de factores que la ocasionan no puede ser relevados, por que chocan con los intereses del gran capital mundial que no resignará ni un céntimo de su ganancia a favor de la humanidad. Siendo el ser humano el mayor causante de este desastre, es poco probable que se genere una conciencia real de los efectos que ya se están produciendo, estas catástrofes solo podrían detenerse bajo un mundo regido por el pensamiento socialista en donde el ser humano sea más importante que la mercancía, y en donde cada persona haga su aporte por reconstruir y salvar al planeta el único que por ahora se sabe contiene nuestras formas de vida, tan variadas y asombrosas.
5 de Junio, Día mundial del medio ambiente.

Los medios de transporte no van a ningún lado con estos gobiernos


(Colectivo Avanzar)

Los transportes públicos de pasajeros en la ciudad de Buenos Aires se encuentran en un estado caótico. En los últimos meses del año 2010 se convirtió una toda hazaña poder viajar en ellos. Las unidades se encuentran en un estado de abandono, en la gran mayoría por la falta de inversión en su mantenimiento, la frecuencia de los recorridos  son cada vez más escasos. La falta de control de parte de los organismos que deberían garantizar  su buen funcionamiento es ineficaz. Por lo cual las unidades realizan cada uno de su recorrido sin la higiene que requiere para su normal funcionamiento, asientos rotos, y amontonamiento, ya superada la capacidad de usuarios, es el panorama habitual que nadie puede ignorar. Avasallando todo derecho y generando ajustes al reducir unidades. El transporte que usa la gran masa de la clase trabajadora todos los días para llegar a su lugar de trabajo se encuentran en muy malas condiciones. El aumento del precio del Subte incrementó considerablemente la cantidad de pasajeros en los ya escasos colectivos. En pie de lucha los chóferes, de  el pasado mes abril la línea 60 que une Ciudad de Buenos Aires con el conurbano bonaerense; decidieron realizar después del despido de choferes.  Este conflicto es  solo una mínima muestra del descontento de los trabajadores del sector.  Que deben soportar sobre sus espaldas  la larga  jornada laboral cargada de descontento de los pasajeros. Por otra Parte la empresa Tomas Guido dueña de varias líneas de colectivos  dejo de funcionar el día 5 de Mayo 2012. El gobierno debió depositar subsidios tarifarios para que continúen con los servicios.  Medidas  que se consideran como “positivas”,  en  realidad solo son pequeños salvatajes para generar confianza en esta línea política Kirchnerista y  minimizar la incertidumbre de miles de pasajeros.  Esta estrategia solo tendrá resultado para un corto plazo, y más temprano que tarde saldrán a la luz la gran problemática de estas empresas.  Ahora  terminó de monopolizarse  en Manos de Metrovías el transporte urbano de colectivos y trenes  de la ciudad Autónoma de Buenos Aires da la certeza y el argumento  de que nada va a cambiar teniendo presente de que Nación o Gobierno de la ciudad  son los responsables directos de sus políticas de enriquecimiento para pocos empresarios que se llenan los bolsillos con el sufrimiento de quienes día tras día no tienen otra opción.  Este es un gobierno devastador como fue en la década del noventa el menemismo. 
La única salida digna  es  la estatización del sector de colectivos  y de  todos los medios de transporte público en manos de los trabajadores. La crisis persiste como lo dice Armand Hart Dávalos “basta ver memorias del saqueo, del cineasta Pino Solanas para darse cuenta de la magnitud del drama”.