domingo, 24 de abril de 2011

Consejo Nacional de Comités Comunistas: Declaración Pública

En Rancagua, a 50 años de la primera derrota militar del imperialismo en América Latina, con un acto solemne
realizado el 16 de abril de 2011 se constituyó oficialmente el Consejo Nacional de Comités Comunistas, con la
firme determinación de persistir en la construcción de una organización revolucionaria de la clase obrera y los
trabajadores, en la que tengan espacio todas y todos aquellos que comprenden que los grandes males que
afectan a la sociedad chilena y al país, requieren inmensas y profundas soluciones. Aquí está el puesto de lucha
de quienes tienen conciencia de que es necesario cambiar el orden imperante, con la participación de todo el
pueblo en la construcción de una sociedad superior, una sociedad socialista.
El Consejo Nacional de Comités Comunistas surge para agrupar a quienes reconocen la necesidad urgente de
efectuar cambios revolucionarios a la institucionalidad heredada de la dictadura por otra que garantice la vigencia
a plenitud de los derechos humanos fundamentales y una forma justa en la distribución de la riqueza, lo que
implica la instauración de un gobierno encabezado por los trabajadores y del que participe todo el pueblo.
Surgimos para esforzarnos en hacer conciencia entre los trabajadores y el pueblo de estas necesidades, en
impulsar la organización de los explotados, marginados y postergados, para llevar adelante sus luchas, dirigidas
a tomar el poder en sus manos, único camino para realizar las impostergables transformaciones con las que
serán superadas la miseria y las injusticias sociales, económicas y políticas.
No hemos nacido para perseguir la obtención de algunos escaños en el Parlamento u otras mezquinas cuotas de
poder que en nada cambian la situación precaria de los trabajadores y el pueblo. Hemos nacido para hacernos
cargo de la herencia de lucha y dignidad dejada por Luis Emilio Recabarren, Salvador Allende y los cientos de
combatientes que entregaron su vida por construir una patria distinta.
Hemos nacido para alentar e impulsar toda la rebeldía de un pueblo en el que comienza a despertar una nueva
conciencia y en el que laten todavía los valores, principios y conquistas, alcanzados en un extenso y duro
batallar.
Hemos elegido esta fecha, cuando se cumplen 50 años de la Invasión de Playa Girón, donde el imperialismo
norteamericano sufrió, a manos del heroico pueblo de Cuba, su primera derrota militar en el continente y el mundo,
y cuando fuera declarado el carácter socialista de esa revolución. Simbolizamos con ello nuestra irrenunciable
condición internacionalista, nuestro respeto y cariño por la Revolución Cubana, la que hemos defendido y
defenderemos con las ideas y la acción, como también nuestro profundo convencimiento de que es ese pueblo
en su conjunto el destinado a conquistar, profundizar y defender su propia revolución.
Hemos elegido realizar este acto en Rancagua, porque es la ciudad en que se fundara en 1922 el Partido Comunista
de Chile inspirado por Luis Emilio Recabarren, para simbolizar con ello, nuestro irrenunciable compromiso con la
raíz histórica y con los principios fundamentales de nuestras ideas y concepciones revolucionarias.
Nos hemos constituido en Rancagua para reiterar desde aquí, con todo lo que la ciudad significa en nuestra
historia, la vigencia de la Política de Rebelión Popular de Masas en la marcha hacia transformar por completo la
sociedad chilena.
¡El Pueblo de Chile no Está Vencido!
Consejo Nacional de Comités Comunistas
Abril de 2011

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada