domingo, 31 de julio de 2011

El despido masivo de tercerizados en el Hospital de Quilmes

Trabajadores tercerizados del Hospital Isidoro Iriarte de Quilmes, que desempeñaban sus labores para la patronal Sky Catering que está en connivencia con el sindicato de gastronómicos, no fueron tomados en cuenta para la siguiente etapa que estará a cargo de una nueva empresa concesionaria y fueron despedidos luego de reclamar por sus salarios y  cargas sociales adeudados.

El grupo de trabajadores de la patronal fué reemplazado por otros empleados, dejando en clara evidencia, una vez más, las políticas gubernamentales y sindicales a favor de estas prácticas por parte de las patronales explotadoras, encargadas de precarizar los puestos de trabajo a través del sometimiento y la descalificación
con formas autoritarias y despóticas, hacia los trabajadores. 
El alto grado de permisividad, para con sus socios, los patrones, por parte de las autoridades que dicen "proteger los intereses de los trabajadores"  garantizan que se lleven a cabo estas maniobras ilícitas e indignantes, manifestadas en estas violentas prácticas de sometimiento y precarización laboral, aquellas que garantizan la continuidad de este sistema mafioso y corrupto que se instaló impunemente, con maquillaje de progresismo, para dominar a nuestros pueblos. 
A su vez, la santísima trinidad (Gobierno, Sindicato y Patronal) es la encargada de asegurar la destrucción de las organizaciones sindicales revolucionarias, aquellas que sólo velan por los derechos de los trabajadores y que no centran sus objetivos y energias en adoptar conductas genuflexas con ningun gobierno burócrata de turno y las patronales negreras.
Los trabajadores denunciaron que hace mucho tiempo tenían problemas, y trataban de manifestase dentro del hospital, sin hacer pública la situación, por temor a represalias de la patronal Sky Catering a manos de su titular Pablo Cuminetti.
Esta empresa presta servicios en otros hospitales del ámbito público provincial y en el Senado de la Nación, donde se repiten estas condiciones de precarización laboral.
"El dueño de la concesionaria nos dijo que iba a hablar con el referente de la nueva empresa para que no tome a ninguno de nosotros", explicaron los trabajadores damnificados.
"Nos deben sueldos, aguinaldos y aumentos salariales que nunca fueron pagados", explicaron, a la vez que señalaron que "hace unos días empezaron las amenazas hacia todos los compañeros".
A la hora de hablar del sindicato, explican que "estamos enrolados en la UTHGRA pero no nos defendieron como se debe. En un primer momento apoyaron nuestro paro, pero después nos dejaron abandonados, nos dijeron que estaba todo resuelto y no cobramos un solo peso".
Por otro lado un trabajador manifestó que habría rumores de vaciamiento y que ya estarían presentandosé a licitaciones con otra razón social.
Cabe destacar que el atropello a los trabajadores denota una clara connivencia y cómplicidad entre la empresa, las direcciones de los servicios hospitalarios, el Ministerio de Salud y la burocracia sindical, que se encargó de nutrir de personal para garantizarle el servicio a la empresa.
Los trabajadores en unidad somos quienes podemos revertir esta situación de injusticia.
Sólo la unidad y la organización son capaces darnos un camino en la lucha para quebrar este sometimiento que este macabro sistema tiene para el movimiento obrero. 
La única lucha que se pierde es la que se abandona.
Arriba los que luchan! 
Viva la lucha de los Trabajadores!
Colectivo Avanzar por la Unidad del Pueblo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada